sábado, 12 de junio de 2010

Pero no te extraño


Y hoy tengo ganas de extrañarte.
A vos.
Vos, ese que conocí aquel día, en aquel lugar, ¿te acordás?
Y a vos también, si, otro más.
Y al otro.
Y al otro.
Y al otro que, también, me encargué de espantar cuando me llamó por teléfono y me di cuenta que era importante para él.
O cuando me regalaste la manzanita de esas que me gustan; mal hecho.
O ese día que te atreviste a darme una caricia.
O cuando me llamaste tu osito de Taiwán.

Muy mal.

Pero no te extraño.
Uso tu recuerdo para sentir cada vez más profundo el dolor de la soledad y de la nostalgia que me invade días como hoy, sábados por la noche, solo en casa, mientras recuerdo cuando te llevaba los lapicitos para pintar esas copias que, claro, según vos, NUNCA, deberían ser rosas como alguna vez las soñé.


(Y) es que yo (no) sé sentir amor. (Perdón) por jugar así.

Es que siempre tuve mucho miedo a desilusionarte.
Prefiero, directamente, que no me quieras a que lo
hagas
y luego perder-te.
Para siempre.
Y es que es más narcisimo que nunca. Yo no quiero perder (te).
Los obsesivos no corremos riesgos y nos sacamos 10.
Por eso, no te extraño.



video

4 comentarios:

  1. Interesantísimo tu blog, este texto me recordó en parte lo que escribí hoy día en mi blog, aunque no lo explicité en mi escrito, uno de los temores que tenía de enamorarme era la posibilidad de perder eso y la verdad, aún temo. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. tienes razón, aqui los obsesivos no nos gusta arriesgarnos, en mi caso ha sido por las tantas malas experiencias que me han dejado todo zisgado, pero también es un vicio eso de las esperanzas. lanzarse, cerrar los ojos y desafiar la gravedad, como la canción jaajaj chale conmigo
    un saludo

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Hola Nahuel!...por lo visto no he sido el único en renovar la cara del blog!!!. He estado leyendo toda la Verborragia de tu escritura y me he quedado sorprendido... cuánto desagua la escritura ¿no?... La escritura, como toda forma de expresión, nos desnuda, nos desarma y nos rearma, nos prepara, nos transmite y va dejando huella para estructurar el presente y crecer.
    Me veo reflejado en mis 21 años jeje, cuando no existía el blog pero si la pc a la que castigaba con todas mis inquietudes... Lo único que puedo decirte desde mi experiencia es que el miedo a enamorarse está siempre, al mismo nivel que el miedo a estar solo... La diferencia radica en que, se sucedan como se sucedna las historias de amor, terminen bien o mal, nos ayudan a madurar y a conocernos más profundamente y por eso hay que animarse a vencer los miedos, que lo único que hacen es paralizarnos frente a la vida... Ánimo pibe!!! dejá que la vida fluya y gozá, que para eso hemos venido a esta vida terrena!.
    Y te dejo, a propósito, el enlace de una canción que me fascina y que espero te guste... EL CIRCULO, por Georgina Hassan y Kevin Johansen.
    http://www.youtube.com/watch?v=rGTJo-ndG_k
    Abrazos Silabarios

    ResponderEliminar